lunes, 9 de junio de 2014

CRÍTICA de CORAZÓN DE MARIPOSA, de Andrea Tomé

Portada del libro Corazón de mariposa, de Andrea Tomé

Agradezco a Plataforma Neo por el envío de Corazón de mariposa, un libro que me ha sorprendido.

Antes de nada, debo decir que el libro no me lo esperaba así. Me explico: tras leer la sinopsis y ver la imagen de cubierta, imaginaba una historia de amor. Esa historia de amor existe, pero está relegada a un segundo plano, ya que lo importante aquí es el tema de la anorexia y su influencia en la protagonista, que es quien la padece, y en su entorno. A mí, personalmente, me ha gustado que la historia no sea tan empalagosa y que se base en esta enfermedad.

En cuanto al título, desde el primer momento te preguntas por qué ese y no otro, qué relación guarda; y en la propia historia se descubre y me he quedado maravillada con ello, me ha encantado.

La novela es dura, muy dura, tanto que aunque me guste el tema y la obra, he ido teniendo que hacer parones por la angustia que me provocaba, sobre todo eso de contar calorías y esa vocecita interior que tiene la protagonista a lo largo de toda la trama. He leído sobre temas aún más duros que este, pero quizás este en concreto me haya tocado más de cerca y eso es lo que haya provocado esa sensación en mí.

La enfermedad que tiene la protagonista hace que sea un arma de doble filo, ya que la forma en que actúa debido a ello puede hacer que si no llegas a entender bien la anorexia, la bulimia e incluso la autolesión (todos tratados en la novela), no te llegue, no la entiendas y no te guste su comportamiento.

A mí me ha transmitido mucho y me ha llegado. 
Victoria es una joven que vive con su hermana. Lleva teniendo problemas con la anorexia y la bulimia desde hace mucho tiempo, pero, por desgracia, estas enfermedades nunca se curan del todo, y las personas que las padecen tienen que estar luchando continuamente por su "recuperación". Todo comienza cuando Victoria se realiza unos cortes en el baño de un bar usando una navaja que alguien había olvidado. Esos cortes resultan más peligrosos de lo que se esperaba y termina ingresada en el hospital por intento de suicidio. La persona que la encuentra es Kenji, un chico que trabaja en el bar, lleno de tatuajes y algo enigmático. Y a partir de ahí, iremos viviendo la historia de Victoria, una chica que no quiere curarse de su enfermedad.

Esta es la primera novela de Andrea Tomé, y me parece un comienzo muy valiente (ya que la autora ha sentido en sus carnes la enfermedad y lucha contra ella)y un gran comienzo que le augura una carrera literaria prometedora. Yo intentaré estar pendiente de sus próximas novelas.

Conclusión final: la obra es de fácil lectura, entretenida y te hace entender un poco mejor a las personas que tienen esta enfermedad. Si te interesa el tema de la anorexia, es un libro más que recomendable.

PUNTUACIÓN GENERAL (sobre 10): 7,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada